NUECES PARA EL DESAYUNO

Introducir frutos secos en el desayuno es un buen modo de proporcionar a nuestro organismo la energía que necesita tras una noche en ayunas. Si lo acompañamos con un trocito de pan se convierte en un bocado exquisito y un modo diferente de iniciar la jornada.

Una infusión, un zumo de naranja recién exprimida y un yogurt desnadado nos ayudarán a redondear la primera comida del día.




282 calorías

  • Infusión o café
  • 10 gr. de nueces
  • 30 gr. de pan blanco
  • 200 gr. de zumo de naranja
  • 1 yogurt desnatado

Comentarios

Entradas más populares