LAS OJERAS



Las ojeras suelen aparecer después de una noche de insomnio, como consecuencia de una mala posición al dormir o por no haber ingerido suficientes líquidos. La comida salada y algunos cosméticos también contribuyen a la formación de las molestas manchas oscuras bajo los ojos, pero para esto también existen remedios.
Lo mejor sería combatir las causas que las provocan, pero para aliviar las ojeras causadas por situaciones temporales será necesario descongestionar la zona activando la microcirculación.
Si se te plantea este problema y quieres resolverlo rápidamente, aquí proponemos varias opciones de tratamientos naturales. En cualquiera de los casos, como regla general, los remedios deberán aplicarse al menos durante 10 minutos.
Compresas de manzanilla
Preparar una infusión con dos bolsitas de manzanilla y dejar enfriar. Sacar las bolsitas, mojar dos algodones y aplicar sobre los párpados cerrados durante 15 ó 20 minutos. Transcurrido ese tiempo la zona aparecerá visiblemente descongestionada.
Compresas de patata
Lavar y pelar una patata mediana y cortar dos rodajas muy finas del tamaño aproximado de los ojos. Colocarlas sobre los párpados cerrados y dejar actuar al menos 10 minutos.
En lugar de rodajas, puede optarse por rallar la patata y colocarla sobre una gasa, que se aplicará igualmente sobre los párpados.


El socorrido pepino
Cortar dos rodajas muy finas de pepino y aplicar sobre los párpados cerrados.
El pepino tiene propiedades refrescantes, lo que ayudará a que las ojeras desaparezcan más fácilmente.
Puede optarse también por sumergir las rodajas de pepino en un recipiente con leche fría, escurrir un poco y colocar después sobre los ojos.
Puré de manzana
Cocer una manzana mediana y hacer un puré. Enfriar en el frigorífico y aplicar mediante una tela limpia o una gasa sobre los párpados cerrados.

Agua fría
Aplicar sobre los párpados compresas de agua fría es recomendable en el caso de las ojeras rojizas. El frío estimula la circulación y contrae los vasos sanguíneos, favoreciendo la desaparición de las rojeces.
Cuchara, cucharita
Meter dos cucharitas en el congelador. Cuando estén bien frías, envolver en una tela limpia y poner sobre los párpados cerrados. Mover los ojos, sin abrirlos, en todas las direcciones. No aplicar durante más de 3 ó 4 minutos. 

Comentarios

Entradas más populares