CESTITAS DE MORCILLA CON MANZANA Y FALSO HELADO DE QUESO

Cestitas de morcila y manzana con un toque de queso cremoso / Foto Cuchiflitos


La morcilla, una elaboración muy popular en casi todo el país, consiste en una mezcla de cebolla, manteca de cerdo y sangre, con tantas variedades como zonas en las que se consume.
Verduras, piñones, frutas secas, pan y arroz son los acompañantes de los ingredientes principales de la morcilla. La de León, por ejemplo, se elabora a base de manteca, pan, cebolla, sangre y pimentón, una mezcla que se trabaja a conciencia antes de introducirla en tripas que posteriormente se cuecen ligeramente antes de ponerlas a secar.
El resultado es una pasta cremosa de sabor inigualable, conocida también como tipo Matachana, por ser en el pueblo leonés del mismo nombre donde creció una industria chacinera que llevó sus productos más allá de los límites de la provincia.
Hoy la acompañamos de manzana y la coronamos con una pequeña bola de queso cremoso. El contraste hace un bocado exquisito, en cualquiera de sus presentaciones.

Ingredientes:


  • Dos morcillas de León, tipo Matachana
  • Dos manzanas
  • Aceite
  • Azúcar
  • Una tarrina de queso cremoso
  • Tartaletas o vasitos para la presentación


Elaboración:


La manzana, pelada y troceada, pochada con una pizca de azúcar / Foto Cuchiflitos


Pelar y trocear finamente la manzana y poner a pochar en una sartén con un chorrito de aceite. Si la variedad elegida es ácida, añadir un poco de azúcar para caramelizar ligeramente.  Rehogar y reservar.

La morcilla, libre de piel y rehogándose a fuego medio / Foto Cuchiflitos


Retirar la piel de la morcilla y rehogar en una sartén a fuego medio, hasta que su color haya oscurecido y esté bien cocinada. Al tratarse de un producto pre-cocido, estará lista en unos pocos minutos.
Colocar una base de manzana en el fondo de las tartaletas o de los vasitos y poner encima la morcilla. Coronar con una pequeña bola de queso cremoso.

La morcilla en tartaletas, una de las muchas presentaciones que pueden realizarse / Foto Cuchiflitos



La manzana puede utilizarse templada o en frio pero la morcilla debe de estar bien caliente para apreciar todo su sabor.


La morcilla, con la base de manzana y coronada por una bolita de queso, presentada esta vez en vasitos / Foto Cuchiflitos





Comentarios

Entradas más populares