BIZCOCHITOS DE VERDURAS



Bizcochitos de pimientos, riquísimos y de elaboración muy sencilla / Foto Cuchiflitos
Son una delicia para el paladar, muy fáciles de hacer y pueden consumirse calientes o templados, aunque fríos los podremos llevar a un picnic, a la oficina o como complemento a una merienda fría.

Constituyen un aperitivo original y atractivo por el colorido de las verduras que incorporemos, así que está garantizado que volarán de la mesa.

Son ideales para aprovechar esos trozos de verdura con los que no sabemos qué hacer y convertirlos en un exquisito manjar pero la masa también es la base para cualquier elaboración salada, con jamón, con queso y pasas, con manzana y queso, con pera y nueces…; vamos, que esta receta es como una navaja suiza.

Las cantidades son para un par de raciones, aproximadamente, pero si las aumentamos y utilizamos moldes de cupcakes, tendremos un original aperitivo para tantos comensales como deseemos.

Bizcochitos de pimiento verde, rojo y zanahoria / Foto Cuchiflitos

Ingredientes:


  • 1 huevo
  • 3 cucharadas de aceite
  • 4 cucharadas de leche
  • 4 cucharadas rasas de harina
  • ½ cucharadita de levadura química
  • Verduras variadas (calabacín, berenjena, pimiento, zanahoria, etc.)
  • Sal
  • Queso (opcional, del tipo que más nos guste)

Elaboración:


Batir el huevo con la sal hasta que doble su volumen. Incorporar la leche y el aceite y mezclar bien. 

Añadir la harina tamizada y la levadura. Mezclar hasta formar una masa homogénea. Trocear o rallar el queso y agregar con movimientos envolventes. Dejar reposar.

Bizcochitos de pimientos / Foto Cuchiflitos


Lavar las verduras y trocearlas en láminas finas. Si se utiliza pimiento, cortar tiras anchas; si ponemos zanahoria, cortar a lo largo. Se trata de poder manejarlas dándoles forma circular o creando espirales, en el caso del pimiento o la zanahoria; si trabajamos con berenjenas o calabacines de pequeño formato podemos crear una flor. En cualquier caso, el modo de trocear las verduras estará en función del tamaño de estas y del molde en el que las vayamos a hornear.

Engrasar unos moldes o forrarlos con papel vegetal. Si utilizamos moldes de silicona no será necesario realizar ninguna de las dos cosas.

Disponer las verduras formando círculos concéntricos o presentándolas como pétalos de una flor.
Verter el contenido de la masa en los moldes, procurando que cubra los huecos entre las verduras pero no llenando más tres cuartas partes, para evitar que rebose.

Meter al horno precalentado a 170-180º aproximadamente 15 minutos en la zona media, con calor arriba y abajo. 

El tiempo de cocción dependerá de cada horno y del tamaño de los moldes. En cualquier caso, estará listo cuando al pinchar con un palito de brocheta, este salga limpio.

Dejar enfriar ligeramente y desmoldar. Pueden servirse fríos, aunque calientes o templados son deliciosos. 

Si no queremos encender el horno, podemos prepararlo en microondas, introduciendo los moldes y programando 3 minutos a máxima potencia, aunque es necesario comprobar que estén listos pinchándolos antes de dar por concluida la receta. Si el pincho sale limpio, estarán a punto para dejar reposar unos minutos más dentro del microondas y servir. En caso contrario, programar otros 30 segundos y comprobar de nuevo el punto de cocción.

Bizcochitos de berenjena y pimientos, coronados con queso fundido / Foto Cuchiflitos


Bizcochito de pimiento verde y zanahoria / Foto Cuchiflitos


Pueden utilizarse moldes de distintos tamaños y materiales, como en esta ocasión, de loza y silicona / Foto Cuchiflitos


El tamaño y forma de los ingredientes marca la decoración del bizcochito, que en cualquier caso quedará sabrosísimo y volará de la mesa / Foto Cuchiflitos

Comentarios

Entradas más populares