MINI PIZZAS DE CALABAZA



Mini pizzas de calabaza con queso, tomate, anchoa y aceituna / Foto Cuchiflitos

 
En época de calabazas, que te den.

Sí, sí; si tienes la suerte de que te regalen una calabaza, no lo dudes; agradece el obsequio y prepárate a dejar volar la imaginación para convertirla en apetecibles cremas, en exquisitos buñuelos, en deliciosos bizcochos, en dulces tartas o en mini pizzas, además de servirla como acompañamiento de otras verduras o emparejándola con legumbres, que les dan un toque especial.

La calabaza es un antioxidante en estado puro. Rica en betacarotenos, ayuda a la salud ocular y las mucosas digestivas, lo que la hace muy adecuada para la gastritis; su alto contenido en fibra previene el estreñimiento y ayuda a estimular la función del páncreas. El licopeno de la pulpa contribuye a la reducción del colesterol en sangre y previene las enfermedades de próstata. También es rica en vitaminas A y C y en ácido fólico. Tiene un alto contenido en agua, apenas grasas y muy pocas calorías.

A mí me han regalado una calabaza grandota y lo primero que he hecho es cocinar unas riquísimas mini pizzas que resultaron estar deliciosas.
 
 
Ingredientes:

-       Calabaza

-       Queso fundente (mozarella o cualquier otro que sea cremoso)
-       Tomate
La calabaza troceada y salpimentada, a punto de hornear / Cuchiflitos
-       Bacon

-       Anchoas

-       Aceitunas

-       Aceite de oliva

-       Sal

-       Pimienta

-       Orégano


Elaboración:



Mini pizza de calabaza con bacon, tomatitos cherris y queso de cabra / Cuchiflitos
Cortar la calabaza en rodajas no muy gruesas, retirar la piel y salpimentar. Dorar ligeramente en una plancha engrasada con un chorrito de aceite de oliva.

Se puede conseguir un resultado similar horneando a 190 ó 200ºC entre 8 y 10 minutos, dependiendo del grosor de la calabaza.Retirar de la plancha o del horno y colocar sobre la calabaza una loncha de queso, unas rodajitas de tomate o una cucharada de tomate troceado.

Terminar con unos dados de bacon, un poco de queso rallado, unas anchoas o unas aceitunas cortadas por la mitad, según el gusto de cada cual.

Si se desea, se puede coronar con un disco de queso de cabra.
Decorar con un poco de orégano y hornear a 180ºC hasta que funda el queso.

Retirar del horno y servir caliente.
 
Mini pizza de calabaza con mozarella, tomate, parmesano rallado, anchoa y aceitunas / Foto Cuchiflitos

 
Estas mini pizzas admiten todo tipo de variantes, por lo que son ideales para aprovechar esos trocitos de verdura, de queso o de cualquier ingrediente que no nos serviría para elaborar por sí mismo un plato principal. Como en cualquier otra pizza tradicional, el único límite es el que pone la imaginación.

La calabaza combina muy bien con queso tipo parmesano, anchoa, bacon  o aceituna, ya que el sabor suave de esta hortaliza encuentra un contraste perfecto en la chispa salada de esos acompañamientos, que suben el tono y redondean el sabor de la preparación.

 
Las mini pizzas, recién horneadas, listas para emplatar / Foto Cuchiflitos




 

Comentarios

  1. Me ha encantado esta idea de las mini pizzas de calabaza. Me la reservo para cuando recoja las de este año.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Nos encanta que te haya gustado esta idea. La verdad es que la calabaza es muy versátil, a pesar de que mucha gente aún la utilice únicamente en cremas o sopas. Su uso es casi ilimitado; el límite lo pone la imaginación porque se pueden preparar tanto platos salados como dulces, así que te animo a que la pruebes en diferentes preparaciones y nos lo cuentes, Majes. Esperamos tu receta.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares