CARNE MECHADA: DE MECHADA SÓLO EL NOMBRE

Carne mechada, acompañada de higos frescos, uvas y patatas fritas / Foto P. F.


La carne mechada es muy típica en los pueblos de la sierra de Cádiz, donde además la preparan con manteca de cerdo.

En realidad, desconocemos las razones por las que se denomina “mechada”, puesto que no lleva nada en su interior, como podía deducirse.

Este tipo de carne se toma fría, de tapa, en los bares, etc, aunque en ocasiones también se consume caliente.

El trozo de cabeza de lomo impregnado de su adobo / Foto P. F.

Ingredientes

  • 1 kilo de carne de cerdo, cabeza de lomo
  • cucharadita de pimienta en grano,
  • 1 cucharada de tomillo
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 vaso de caldo (si es de cocido y con unas hojas de hierba buena, mejor)
  • ½ vaso de aceite 
  • Sal

Elaboración

En un mortero machacamos  2 ó 3 dientes de ajo junto a la pimienta en grano, el tomillo, 2 cucharadas de aceite y la sal.

Pinchamos la carne y la embadurnamos bien con ese majado, la tapamos y la dejamos macerar durante doce o más horas.

Antes de cocinarla la atamos o la introducimos en una redecilla para que no se deforme.

Calentamos el aceite en una  olla y  doramos en él la carne y los ajos aplastados con su piel incluida.

Cuando la carne está  dorada por igual, la sacamos y la colocamos en una fuente de horno.

Colamos el aceite, lo echamos por encima de la carne y añadimos dos o tres cucharadas de caldo.

Metemos la carne  en horno precalentado a 180º y la  asamos durante 50 minutos, regando con su propia salsa de vez en cuando. Si vemos que seca, agregamos caldo.

La carne mechada se toma fría o en caliente / Foto P. F.

Cuando la carne esté hecha, la dejamos enfriar, le retiramos la redecilla y la cortamos en lonchas  finas que se sirven frías a manera de entrante o calientes como plato principal. Pero siempre acompañada de una buena ensalada que ayude a “limpiar” las grasas.

La carne del lomo de cerdo,  tiene el 13% de grasas; de ellas más de la mitad “saturadas” por eso es aconsejable no comerla con demasiada frecuencia (ver enlace CARNES en blog) y aporta 198 calorías por cada cien gramos. Además, a  estas hay que sumar las del aceite, que recordamos son 88 / 90 calorías por cucharada.

A ver si os gusta.

Comentarios

Entradas más populares